muerte de julio césar

La muerte de Julio César en una pintura

La muerte de Julio César fue uno de los acontecimientos que marcaron una época en la historia milenaria de Roma.

El dictador, ahora fuertemente detestado por la mayoría de los miembros del Senado, cayó traspasado desde el más allá 40 tratar de apuñalar Idus de marzo 44 C.A.

Entre los conspiradores, Como se sabe, estaba el amado hijo adoptivo (un producto natural) Bruto (véase también: https://www.pilloledistoria.it/6909/storia-antica/perche-bruto-odiava-cesare-suo-padre mi https://www.pilloledistoria.it/5678/senza-categoria/falsi-storici-dubbi-frase-cesare-quoque-tu-brute-fili-mi).

Los antiguos romanos, y, eran muy supersticiosos, siempre dispuesto a captar señales ocultas en cualquier caso, pero la muerte de Julio César, en realidad, fue como lo anunció presagios ominosos.

Debe haber sido pura coincidencia, pero comenzando unos días antes del asesinato, extrañas coincidencias se sucedieron una tras otra.

Los pronósticos catastróficos y los sueños premonitorios caracterizaron la víspera de ese evento.

en breve, El fin de César estaba en el aire.

El primero en trastornar la mente del político fue el adivino Spurinna, quien trató de advertirle del peligro que sentía cerca.

Cuidado con los idus de marzo!” dijo.

El segundo era su esposa Calpurnia, quien en un sueño vio morir a su esposo en el derrumbe del techo de su casa.

Finalmente una alarmante visión de sueño, en el que podía verse a sí mismo volando hacia el cielo y estrechando la mano de Júpiter, perturbó el sueño del propio dictador.

Pero se necesitó mucho más para detener a Julio César, que ciertamente nunca le ha faltado coraje.

Cuando Calpurnia le rogó que no fuera al Senado, la tranquilizó diciéndole que no creyera en ciertas supersticiones.

Fue la ultima vez que hablaron (foto: tanogabo.it).